Saltar al contenido →

Calidad del suelo para la agricultura

Resultado de imagen para empresas

Antes de definir un suelo como apto para la agricultura se deben realizar varios estudios en el mismo, con la finalidad de obtener los resultados que nos indicarán la cantidad de nutrientes existentes o la calidad del suelo como tal, así como el grado de fertilidad para fines agrícolas, respectivamente.

Sin un estudio de suelo no se puede saber q ciencia cierta si un suelo esta óptimo o si puede ser mejorado para cumplir con las funciones agrícolas, existen muchas empresas y laboratorios de agricultura que se encargan de realizar los diferentes estudios en el suelo, con la finalidad de otorgarle respuestas al agricultor.

Factores estudiados en el análisis de suelo

Al realizar un estudio de suelo para agricultura se  analizan varios factores, sin ellos no se podría saber ciertamente cual es la calidad del suelo, la cantidad de abono necesario, entre otros datos importantes que podría dañar el suelo en vez de enriquecerlo, entre los factores más importantes están:

*Textura: Sabiendo este factor se pueden determinar la cantidad de agua que posee el suelo y la que necesita, así como la cantidad de sales y saturación existentes en su estructura nutricional.

*PH: El PH nos indica que tipo de reacción tendrá el suelo al ser tratado u optimizado, las reacciones pueden ser ácidas o alcalinas, dependiendo de los sustratos que posea el suelo y el tratamiento aplicado.

*Conductividad eléctrica: De esto depende si el suelo a tratar es apto para el tipo de cultivo que se desea realizar, para saber esto necesitamos analizar la cantidad de sales que existen en su estructura, las cuales son excelentes conductoras de electricidad.

*Nutrientes: Es necesario saber cuál es la proporción de micronutrientes y macronutrientes que posee el suelo antes de ser tratado para saber si se le debe agregar o mitigar la cantidad de los mismos.

Con estos cuatro factores se puede saber si un suelo es el correcto para realizar trabajos de agricultura o si necesita ser optimizado para mejorar su estructura original, de modo que se puedan lograr los objetivos principales y una productividad máxima al momento de cosechar lo sembrado.

Parámetros para el análisis del suelo

En la actualidad, se ha vuelto una necesidad el estudio del suelo para optimizarla producción agrícola, siendo determinante la gestión del suelo, para esto los profesionales de las empresas o laboratorios agrícolas se encargan de trabajar bajo unos parámetros importantes.

En este sentido están los parámetros físico/químico que aportan información sobre lo que mencionamos anteriormente de la textura, el PH, la conductividad eléctrica y los nutrientes, determinando la calidad del suelo en su estructura como suelo para trabajos de agricultura.

También están los parámetros microbiológicos, que indican la proporción de bacterias, hongos y microorganismos que pueden ser tanto beneficiosos como perjudiciales para el suelo y para el tipo de cultivo agrícola, parte importante para determinar la productividad de la cosecha.

Otro parámetros como la actividad deshidrogenasa, que son las enzimas responsables de catalizar o reductor la oxidación del suelo, tanto por sustracción como por adición del mismo con átomos de hidrógeno, saturando o equilibrando el suelo para un mejor aprovechamiento de agricultura.

Published in Uncategorized

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *